Apagón desnuda falencias en el hospital Japonés, se indagan dos muertes

0
11

La noche del lunes fallecieron dos pacientes tras una falla eléctrica. Según la Gobernación, se trató de un cortocircuito provocado por un gato. La Fiscalía investiga

Entre las 19:05 y las 20:05 del lunes, médicos, enfermeras y familiares vivieron momentos de desesperación en el hospital Japonés tratando de dar respiración manual a los pacientes críticos que intempestivamente quedaron sin respiración artificial debido a un cortocircuito en el sistema eléctrico del nosocomio, provocado, según la Gobernación, por un gato.

Durante el apagón dos personas que estaban en situación crítica perdieron la vida, por lo que el Ministerio Público abrió de oficio una investigación, a fin de indagar si los decesos están relacionados con el corte de energía. Este incidente también desnudó carencias en otros servicios del centro hospitalario.

El fiscal José Parra confirmó que una comisión de fiscales de la corporativa 1, bajo su dirección, ya inició una investigación del caso. Lo primero que hicieron fue apersonarse al lugar para hacer una verificación de los datos, de las historias clínicas y otros aspectos que servirán para la investigación. “Supuestamente estas personas habían fallecido durante el incidente. Lo que estamos haciendo por ahora es saber quiénes son esas personas, a qué hora fue el corte, quiénes hicieron los certificados médicos de defunción, entre otras diligencias”, dijo Parra.

El secretario de Salud de la Gobernación, Óscar Urenda, fue el primero en dar explicaciones del incidente, al indicar que entre el domingo y el lunes, el Japonés sufrió de tres cortes de energía.

El primero se produjo la noche del domingo por un corte de luz en la zona; el segundo, a las 15:00 del lunes, el cual  había sido programado para verificar si hubo fallas en el corte anterior; mientras que el último,  ocurrido a las 19:05 del lunes, se debió, según Urenda, a un hecho fortuito, pues un gato ingresó al área donde se encuentra el generador, provocando un cortocircuito que dañó el sistema que proporciona energía a dicho aparato, dejándolo sin capacidad de respuesta. El animal quedó electrocutado en el sitio.

El encargado de mantenimiento del hospital, Ernesto Hurtado,  explicó que en el tercer incidente, el gato al entrar en contacto con el sistema provocó una explosión en las barras de corriente que suministra energía al generador,  por lo que este aparato no se activó como suele ocurrir cuando hay cortes de energía. Hurtado mostró que el sistema eléctrico tiene protectores metálicos,  por lo que se presume que el animal ingresó por los tubos subterráneos que dan a la calle.

Dos vidas

Según Urenda, los dos fallecidos, una mujer de 59 años; y un hombre, de 68 años, estaban en estado crítico en terapia intensiva, por lo que se han instruido dos auditorías, una médica y una técnica, para determinar si el corte fue o no la causa de los decesos. La mujer tenía diabetes, tuberculosis e insuficiencia renal; y el varón, septicemia, neumonía, enfermedad renal y chagas. Este último había sufrido un paro la noche anterior al suceso, pero fue reanimado.

Urenda destacó la respuesta que tuvo el personal cuando se presentó el corte, pues gracias a que actuó de forma inmediata se dio respiración manual a 40 pacientes de terapia intensiva. “El personal actuó como se debe”, dijo. No obstante, las explicaciones de Urenda no convencen a los familiares de las víctimas.

“Yo quiero que todo Santa Cruz se entere que en 24 horas hubo tres cortes de energía y por ese motivo, en el tercero, mi madre falleció. En el último tardaron más de una hora en reparar el defecto y mi madre, que estaba con respirador artificial, no resistió”, dijo un familiar de la fallecida.

Fallas en otros equipos

Tras el incidente, los asambleístas del MAS Johnny Morató y Edwin Muñoz inspeccionaron otros servicios del hospital. Se encontró que en la Unidad de Nefrología Intensiva, que es la única en el sistema público, solo funcionan tres máquinas, dos están averiadas desde hace un mes y otras dos fueron dadas de baja. El nefrólogo Eduardo Pérez pidió que se reparen al menos dos para atender los requerimientos de los hospitales.

En Rayos X, el cineangiógrafo no funciona desde 2008 y no fue reparado, pese a que hay repuesto. La Gobernación cruceña anunció que hoy dará una explicación sobre las inversiones que hacen en este y otros centros públicos.

Para saber

Otro generador
El secretario de Salud de la Gobernación, Óscar Urenda, dijo que se comprará otro generador de energía si así lo establece la auditoría. Este tipo de aparato cuesta Bs 600.000.

 

Deja un comentario